En serio peligro se encuentra la construcción de varias vías terciarias en el municipio de Magangué, como consecuencia del cambio de gobierno que se efectuará el próximo 7 de agosto, ya que muy a pesar de que estos convenios no fueron firmados en ley de garantías, si pertenecen a vigencias futuras del gobierno nacional, por lo que sería el próximo gobierno, el que decidirá acerca del futuro del desarrollo de varios corregimientos de Magangué.

Esto se podría presentar en la eventualidad en que quien llegue al gobierno, no quiera continuar con los proyectos que ya vienen adelantados por parte de la administración municipal de Magangué.
Cabe anotar que estos convenios se firmaron con el Instituto Nacional de Vías, y los recursos que están en peligro son para la construcción de las vías que comunican la cabecera municipal de Magangué con los corregimientos de Barranco de Yuca, Tacasaluma, Cascajal, Ceibal, Betania, La Pascuala y San Rafael de Cortina.

Este peligro se deriva del cambio de gobierno, puesto que los convenios, tal como se afirmó al principio, se firmaron con recursos de vigencias futuras del gobierno nacional.

En consecuencia, la comunidad magangueleña y los habitantes de estos corregimientos, deben revisar a quien le van a entregar la confianza para el manejo de los destinos del país, es prioritario velar porque estos recursos no se pierdan y se haga realidad el sueño de miles de magangueleños que necesitan estas vías para mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.